martes, 26 de noviembre de 2013

El pan semanal






Este domingo me he atrevido a hacer el pan para la semana, eso supone llevar a la vez dos fermentaciones en paralelo. Uff!!! me costó un poco la segunda fermentación pero tenemos dos grandes panes que están deliciosos.  Llegaron al horno justos, justos, de fermentación,  pero finalmente han salido dos hogazas que no greñaron, para variar, pero que ¡¡¡están de muerte, mami!!!!



Receta 1:

400 gr de harina de trigo
100gr de harina blanca de centeno
350 ml de agua
3,5 gr de levadura seca o 15 gramos de fresca
10 gr de sal fina.

Receta 2:
400 gr de harina de trigo
100 gr de harina de trigo integral
370ml de agua
3,5 gr de levadura seca o 15 gramos de fresca
10 gr de sal fina.

Los dos siguieron el mismo proceso.
1.- Autolisis de 30 minutos. Ya sabéis la mezcla de harina y agua sin mas.
2.- Le añadimos la  levadura y la integramos primero en la masa dentro del bol.
3.- 10 minutos de amasado francés, o hasta que veamos un a membrana de gluten bien formada.
4.- Reposo y primera fermentación en un bol aceitado y tapado con papel transparente.
Esta fase a mi me duró cuatro horas porque hacía muuuuuchooooo frío.
5. Formar las hogazas dándoles tensión en el boleado.
6.- Segunda fermentación de una hora en bol harinado.
7.- Horneado a 230 grados durante los primeros 15 minutos con vapor y otros 20 minutos sin él.
8.- Enfriado sobre rejilla.



¡¡¡Ummmmmm!!!


¡¡¡¡¡Esta semana tenemos dos hogazas de unos 800 grs!!!! y por supuesto unos 16 molletes ;))) .

Animaros,es  fácil  y buenísimo.  Eso sí, lo principal es pasarlo bien.

Como siempre os digo, si queréis ver pan del bueno no os perdáis las entradas de Un pedazo de pan

Besos

Inma

Bundt chocolatísimo






¡¡¡Lo prometido es deuda!!


Con retraso pero aquí está, os dije que celebraba el día mundial del Bundt y este es mi homenaje.

Los  Bundt no son otra cosa que un bizcocho realizado en un molde con este nombre. Sí, os parecerá una tontería si no los conocéis, pero ¡ que  moldes, madre!. Son una marca registrada de Nordic Ware, una empresa americana. Y no hay molde que hornee y de un resultado similar.  

Cuestan un poco caros, pero merece la pena tener uno. Ahora llegan las navidades y reyes una buena época para poder conseguir uno. Hay muchos diseños y anualmente sacan nuevos. El mío es el modelo Heritage y es simplemente maravilloso.
 Son moldes que si no quieres realizar ningún adorno más, así , tal cual, quedan asombrosamente bonitos.








Pues no me enrollo mas y aquí va la receta, yo la he hecho con aceite de oliva suave, que es como a nosotros nos gusta, por varios motivos, es mas de la tierra que la mantequilla, es una materia prima de gran calidad y mas saludable y apta para los intolerantes a la lactosa.

Ingredientes
  • 200 gr de aceite de oliva suave o  mantequilla a tª ambiente.
  • 330 gr de harina.
  • 115 gr de cacao puro en polvo sin azúcar. Con esta cantidad sale un bizcocho con muuuuucho sabor a chocolate negro, si vuestro gusto por el chocolate es menos amargo, no dudéis en reducir la cantidad. Yo utilizo la marca Valor que es de una gran calidad y además no contiene lactosa.
  • 4 huevos.
  • 125 ml de leche, en mi caso sin lactosa .
  • 125 ml de yogur natural, sin lactosa.
  • 360 gr de azúcar.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.
Proceso de elaboración
  1. Precalienta el horno a 170ºC calor arriba y abajo.
  2. Engrasa con un poco de spray desmoldante, el mejor invento que he descubierto en los últimos dos años, el molde bunt.
  3. Tamiza los ingredientes secos la harina, el cacao, la levadura y la sal y reserva. Este paso tiene gran importancia para llegar a un resultado óptimo. Reserva.
  4. Mezcla el yogur y la leche y reserva.
  5. Bate el aceite o la mantequilla y el azúcar hasta obtener una crema suave. Cuando esto está conseguido hay que ir añadiendo los huevos de uno en uno y no incorpores el siguiente hasta que el anterior no esté bien integrado.
  6. Se añade  la mezcla de cacao reservada y la de la leche alternándolas. Comienza con un poco de harina y ve batiendo a velocidad baja para que se vaya integrando poco a poco. Ahora agrega de la mezcla de leche, después más mezcla de harina y así sucesivamente hasta acabar con la mezcla de cacao.
  7. Vierte  la masa conseguida en el molde que teníamos preparado y alisa  por toda la superficie. Da pequeños golpecitos para que la masa se impregne bien por todo el molde y desaparezcan algunas de las burbujas de aire.
  8. Lleva el molde al horno durante unos 50 minutos aproximadamente o hasta comprobar con un palillo que está perfectamente cocido. Saca y deja enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos exactos, ni uno mas ni uno menos, si quieres que salga perfecto. Una vez desmoldado, deja enfriar a temperatura ambiente.
  9. Si lo deseas puedes acompañar con un poco de azucar glas espolvoreada por encima a modo de lluvia.
  10. Disfrutarlo en buena compañía.






domingo, 24 de noviembre de 2013

Bizcobolas o bolas de bizcocho








Llegó el frío y con el nos vamos poco a poco encerrando en casa. Y si tenemos niños empezamos a pensar que hacer durante el tiempo libre que pasamos juntos.

Pues esta receta es fantástica para trabajarla a cuatro, seis, ,... manos ;))

También nos sirve para aprovechar esos bizcochos o magdalenas que tenemos en casa y que se nos han quedado duros.


Preparación:
  1. Para ellos desmigamos, lo mas finamente posible el un bizcocho que hemos horneado para ello o aquel que nos sobra.
  2. Le añadimos queso para untar tipo  philadelphia o similar hasta conseguir una mezcla uniforme y consistente.
  3. Realizamos bolas con la masa  de un diámetro de entre 3 y 5 centímetros y reservaremos en el frigorífico para que tomen consistencia ya que con el amasado le queso se derrite y necesitamos que estén duros para que aguanten sobre el palo.
  4. Fundimos al baño maría chocolate de repostería o fondant.
  5. Una vez el chocolate está fundido se  sacan las bolas del frigorífico y procedemos a montarlas en los palitos que hemos elegido. Estos palitos los venden en las tiendas de repostería.  Para ello introducimos unos dos centímetros en el chocolate y después la clavamos en la bolita hasta llegar a la mitad de la bola.
  6. Volvemos a dejar reposar media hora en el frigo, puestas del revés, sobre  un plato llano.
  7. Derretimos al baño maría, en un recipiente profundo, chocolate fondant negro y en otro blanco.
  8. Introducimos las bolas de bizcocho en el chocolate derretido, tenemos que cubrir la bola totalmente y esperar a que escurra el chocolate sobrante.
  9. En este momento es cuando pasamos la bola por encima del adorno elegido y dejamos secar, pinchando la bola en una recipiente pequeño lleno de sal o azúcar hasta que esté completamente frío.
Las mías quedaron así y todas las veces que las hago vuelan.  ;))


























jueves, 14 de noviembre de 2013

Salteado de níscalos con o sin jamón.

Siento volver a repetir nuevamente ingrediente principal, pero anoche está fue nuestra cena  ¡¡¡¡nos gusta tanto!!!

Una de las recetas más simples que hay y en las que se disfruta de auténtico sabor de esta seta.


Ingredientes para dos personas:


300 gr de níscalos.
4 dientes de ajo picados.
Aceite de oliva virgen extra
Jamón (opcional)
sal.

1.- Se refríen los ajos picados en un poco de aceite hasta que estén dorados.
2.- Se añaden los níscalos, observaran como van perdiendo toda su agua interna, se cocinaran en ella.
3,. Cuando estén al dente, ni duros, ni demasiado tiernos se le añade el jamón picado y se le echa sal al gusto. Sino lo queremos con jamón se echa la sal al gusto directamente.

Así es de fácil y rápido, ¡que os aproveche!.


Besos
                 Inma

martes, 12 de noviembre de 2013

¡¡¡¡Gracias Octavio!!! Un gran descubrimiento



Parece mentira que a mi edad y con lo que me gusta la verdura no lo hubiese probado nunca!!

¡¡¡Macarrones con verduras!!!
Pues sí, nunca jamas los habíamos probado en casa, yo soy mas de macarrones a la carbonara, ummm, su natita, su pancetita, su puerrito y su huevo, todo bajo en calorías, jajajaja. Yo voy a un restaurante italiano y, lo siento pero, me pido spaguetti carbonara, no lo puedo evitar, es un enganche el mío con este plato.

Pues bien!  Con el proceso de cambio de armario comenzado, empiezo a probarme la ropa de entretiempo e invierno y claro, los excesos de este verano se notan. Sólo hay dos opciones, una, comprar ropa nueva, o dos,  vamos a intentar reconducir las masas,jijiji.  Como las circunstancias  no están para comprar ropa nueva, la opción a elegir la tengo clarísima.

Estaba guaseando con un grupo de amigos este fin de semana y saltó la idea. Mi amigo Octavio nos comentó su comida del domingo, macarrones a la carbonara para los niños y para ellos con verduras. Sirva este post para hacerle llegar mi agradecimiento por tan magno descubrimiento, jajajaja.








Ingredientes para dos personas:

  • 180 grs Macarrones plumas Nº6 
  • Medio pimiento verde  para asar.
  • Medio pimiento rojo para asar.
  • Tres dientes de ajo.
  • Media berenjena grande o una mediana
  • Un calabacín blanco mediano.
  • Dos hojas de laurel
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra.
Se hierven los macarrones en abundante agua con sal, un chorreón de aceite y dos hojas de laurel, el tiempo necesario para que la pasta quede al dente. Una vez estén en su punto se sacan del agua y se escurren, yo les pongo un poco de aceite de oliva extra para que no se peguen unos a otros.

Mientras se está cociendo la pasta, se  va picando  en daditos toda la verdura y los ajos,  se refríen  en una sartén con un  buen chorreón de aceite de oliva virgen extra, se sala al gusto y cuando todo esté pochadito (así es como nos gusta en casa) se le añaden los macarrones que  están escurriendo. Se sirven con un poco de queso rallado y de albahaca u orégano según los gustos de cada cual.
¡¡¡¡Que cosa mas buena!!!  Como nos ha sorprendido el sabor de este plato.

Sino no te gustan mucho las verduras dale una oportunidad a este plato, puede que te sorprenda tanto como a nosotros. Por supuesto los macarrones de las niñas con tomate  frito y queso, me queda la batalla de algunas verduras pendiente. Eso sí,  por lo menos lo han probado, hay platos en los que eso no es poco.

Besos y ya me contaréis que os parece la receta en los comentarios. 

Inma



domingo, 10 de noviembre de 2013

Estofado de ternera con níscalos




Ya es temporada de setas, y este año está siendo una ¡magnifica temporada!.



 
Nosotros siempre vamos a coger níscalos por varias razones, son muy muy fáciles de encontrar y distinguir del resto y se encuentra en sitios de fácil acceso, lo que facilita que la actividad se haga con niños y por tanto sea una actividad familiar que esperamos con impaciencia año tras año. 

Os animo a que salgáis a los pinares, castañares y naturaleza en general de las zonas en las que cada cual vivimos y observéis la variedad de setas y hongos que nos rodea.  Eso si, mucho, mucho cuidado con ellas, hay especies muy toxicas y venenosas.  Actualmente existen muchas asociaciones micológicas que por estas fechas realizan salidas al campo para aquellos que nos acercamos a este mundo, seguro que si buscas un poco te enteras de alguna que esté en tu ciudad. Tanto si lo haces en grupo como si lo hacemos solos y solas recordad que hay que tener respeto por todas las especies de animales, plantas y hongos que nos encontremos, respeto y limpieza ante todo y lo que es más importante enseñemos esto a los niños y niñas que nos acompañan sobre todo con el ejemplo ;)

Dicho esto pasamos a describir al Lactarius delicious, comúnmente llamado níscalo o rovellón, con sombrero, láminas y pié anaranjado que crece en los pinares y aparece de forma masiva en otoño. 
Cuando se corta sale un jugo ( látex) de color naranja zanahoria, característica propia de esta seta y que la diferencia de otras setas muy parecidas pero que son toxicas (lactarius blumii:  su látex es blanco inmutable) o no comestibles ( lactarius schrysorreus: con látex blanco que se vuelve rápidamente amarillo en contacto con el aire). Así que mucho mucho cuidado si sales al campo por esta o por otras setas.





















 Bueno después del rollo que he soltado paso directamente a la receta.


Ingredientes para tres o cuatro personas:

500 gr de níscalos
500 gr de carne de ternera
1 cebolla
3 tomates
2 hojas de laurel
100 ml de vino blanco de cocina.
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta
sal

1.- Se refríe la cebolla y el tomate hasta que la cebolla  esté doradita en el aceite de oliva virgen extra.
2.-  Se añade la carne cortada en dados y sal-pimentada. Marcamos la carne con el refrito.
3.- Añadimos los níscalos que han sido lavados y troceados como la carne.
4.- Añadimos el vino blanco y esperamos a que hierva la mezcla., veremos como las setas van soltando toda su agua interna.
5.- se añaden las hojas de laurel y se le añade agua hasta cubrir  la carne, se espera a que vuelva a hervir para probar la sal y corregir si nos hemos quedado cortos.
Si lo hacemos en olla a presión es el momento de ponerle la tapadera y controlar el tiempo desde que sube la pesa o bálbula, en la mía que es una olla rápida, la dejo unos 20 minutos, si lo hacéis sin olla a presión sabéis que tenéis que cocinarlo hasta que la carne de ternera esté blanda, vigilando que con la evaporación no nos quedemos sin agua y se pegue toda la comida.






¡¡¡ Que disfrutéis del plato y ya me dices como te han salido en los comentarios!!!


Besos,  

                                Inma




sábado, 9 de noviembre de 2013

Bizcocho de toffe


De todos los bizcochos este es sin duda el preferido de mi casa.


Los ingredientes y el proceso


3 huevos.

1 yogurt blanco natural, en mi caso sin lactosa.

1 medida de yogurt de aceite, yo no utilizo de girasol, siempre de aceite de oliva suave.

2 medidas yogurt de azúcar blanquilla, si lo prefieres también puedes poner azúcar de caña, ya sabes que de este lo normal es que endulce un poco menos.

1 sobre de levadura química tipo Royal de toda la vida.

Una pizca de sal


Batir todo en este orden y cuando tengamos una mezcla homogénea le añadimos una cucharadita de café colmada de pasta de toffe.


3 medidas de yogurt de harina de repostería, yo utilizo la de la marca El amasadero.


Precalentamos el horno a unos 170 grados, y cuando haya alcanzado esta temperatura introducimos la mezcla anterior en el molde elegido y que previamente hemos engrasado. Con el horno de casa tardo unos 40 minutos para que esté en su punto. Ya sabes lo pinchamos con algo fino y metálico, en mi caso una brocheta de pinchitos y si sale limpia está ya para sacarlo.

Cuidado con las temperaturas, cada horno es un mundo y con la practica debes saber donde está tu temperatura idal para los bizochos.


viernes, 8 de noviembre de 2013

Pan de pita



¡Que ganas tenía de hacer pan!

Después de casi  ¡¡un mes!!  preparando tartas de cumpleaños, que ganas de algo panarra para desquitarme de tanto dulce.

Otra receta básica y muy muy sencilla, sin complicaciones, y sobre todo muy muy resultona.

Mi primera experiencia con el pan de pita fue en un viaje a Berlín, donde  vivía por entonces mi hermana, y comíamos donde nos pillaba el hambre. Siempre teníamos un restaurante turco que nos ofrecía estos panes rellenos. ;))









Ingredientes:


500  gr de harina de trigo.
350 ml de agua
15 gr de levadura fresca.
10 gr de sal
30 gr de aceite de oliva o manteca de cerdo. Como prefieras, yo los hago siempre con aceite.

1- Se mezclan la harina y el agua, hasta conseguir una mezcla homogénea que dejamos reposar, tapada con un papel transparente durante 30 minutos hasta una hora (AUTOLISIS).  Añade la sal y  la levadura en este momento. No las añadas juntas, primero la sal y cuando se integre la levadura.

2 .- Realiza el amasado  francés, mirad este fabuloso vídeo de la cocina de Babette,  ¡me encanta como lo explica!.  Normalmente con unos 10 minutos de amasado ya tenéis una masa tersa y que pase la prueba de la membrana.


3.- Dejarla reposar una hora dentro de un bol aceitado.
 Es importante meter la masa en forma de bola dentro de bol, y darle la vuelta para que se quede toda ella aceitada. Para ello tratar la masa previamente en la mesa como si de un pañuelo se tratara y queréis guardar en su interior un tesoro.


4.- Transcurrido ese tiempo  se pasa la masa a una superficie ligeramente harinada y dividimos la masa en porciones de 80-90 grs, que boleamos y dejamos reposar nuevamente 10 minutos, tapadas por un paño.



 
      Yo en este momento, para tener un aporte de fibra extra, las cubrí por arriba con semillas de lino trituradas. ;))

 



 
5- Se calienta el horno a 230 grados calor arriba y abajo sin ventilador y sin humedad.

6.- Cogemos cada bola y aplastamos con un rodillo hasta que se quede aplastadita y con un grosor de medio dedo mas o menos.  Esto va un poco en cuestión de gustos, si te gusta un bocado de pan fino, pues lo dejas mas fino.




 


7.- Pasados entre 10-15 minutos según temperatura ambiente, no podemos dejar que se forme la miga, he ahí la cuestión,  metemos las masas en el horno durante unos 8 minutos, sabremos que están cuando las veamos totalmente hinchadas.


 






Vuelve a ser de esos momentos en los que no puedes quitar la vista del horno,¡¡¡¡ que sensación mas maravillosa!!!

 


Ahora a esperar que se enfríen,  tostarlas y rellenarlas con lo que mas os guste. Es un pan que congela muy bien.

Como siempre super fácil de hacer  y magnífico para  hacerla el fin de semana.

Besos y disfrutad.

Inma









martes, 5 de noviembre de 2013

Una tarta para Noa.




Un fin de semana intenso, de idas y venidas, con el cumple de mi sobrina Noa.


Para ella era la tarta que me tubo algo enredada durante unos días, para ella , para la mas pequeña de la casa. ;))


  • Bizcocho de chocolate y toffe. .
  • Relleno de crema de chocolate negro.
  • Cubierta de merengue suizo teñido de rosa y virutas de chocolate.

Toda la preparación la conseguireis  aquí.


Finalmente el poco tiempo que tenía  para la decoración y el viaje de 100 km que tenía que hacer, dieron como resultado una tarta que aunque podría haber estado mas jugosa, a mis catadoras oficiales les encantó. Por miedo a que no aguantase el trayecto hasta llegar al lugar de celebración pequé de poco almibar, pero aún así estaba muy rica.


Espero que os haya gustado y me pongo a redactar ya la siguiente entrada.

Besos,  Inma